PERÚ

Lima: restaurantes podrán atender solo por delivery

El presidente anunció que los restaurantes para las regiones en nivel de alerta extremo solo podrán atender por delivery.

El presidente Francisco Sagasti anunció que los restaurantes para las regiones en nivel de alerta “Extremo” solo podrán funcionar haciendo entregas por delivery. Este nivel incluye a Lima Metropolitana y Callao. Esta decisión forma parte del nuevo paquete de medidas que tomó el Gobierno ante el avance de la segunda ola del coronavirus y el aumento de casos de esta enfermedad.

La vigencia de estas medidas inició el domingo 31 de enero y termina el domingo 14 de febrero de 2021. Además de Lima Metropolitana y Callao, a este nivel de alerta pertenecen las siguientes regiones: Áncash, Apurímac, Cerro de Pasco, Huánuco, Ica, Huancavelica, Junín y Lima Región.

Para los demás niveles de alerta las restricciones son menores. Por ejemplo, en el nivel “muy alto” los restaurantes no podrán atender en el interior del local, pero sí podrá contar con un aforo de 30% para las mesas al aire libre. Por último, los restaurantes de las regiones que pertenezcan al nivel de alerta “Alto” podrán atender con un aforo de 50% en salón y el 60% al aire libre.

Lee también: las nuevas restricciones en casinos, gimnasios, cines e iglesias.

Gremios muestran su preocupación

El vocero de la Unión de Gremios y Asociaciones de Restaurantes del Perú, José Luis Silva Martinot, mostró su preocupación tras el anuncio de las medidas. Tras conocerse que quedarán suspendidas todas las actividades de 18 a 6, el exministro, aseguró que se está tomando medidas muy similares a las del primer confinamiento en 2020, cuyos resultados fueron "los peores del mundo".

José Luis Silva Martinot Union asociación y gremios Restaurantes.jpg
El vocero de la Unión de Gremios y Asociaciones de Restaurantes del Perú, José Luis Silva Martinot, mostró su preocupación tras el anuncio de las medidas.

El vocero de la Unión de Gremios y Asociaciones de Restaurantes del Perú, José Luis Silva Martinot, mostró su preocupación tras el anuncio de las medidas.

Subrayó que existe un grupo de empresas preocupadas "en hacer las cosas bien" y que invirtió mucho dinero en sus protocolos de bioseguridad. "A esas se les ha puesto en el mismo saco que las que no han hecho las cosas". Señaló que no se está tomando en cuenta al 80% de la población que trabaja en la informalidad y que "para ellos no hay reglas". Indicó que se han perdido "cientos de miles de puestos de trabajo" antes de las medidas. Y hoy es probable que el número crezca "de manera importante".

Notas de tapa