COMPAÑÍA GLOBAL

Francés González: "Radisson cuida a los inversionistas"

La vicepresidenta de Operaciones para Latinoamérica de Radisson Hotel Group, Francés González, habló sobre la actualidad de la compañía y sus proyecciones.

Radisson Hotel Group es uno de los grupos hoteleros más grandes y más dinámicos a nivel global, con más de 1.200 propiedades en el mundo, operadas bajo siete marcas. Francés González, vicepresidenta de Operaciones para Latinoamérica de la compañía, dialogó recientemente con HORECA & Negocios sobre cómo transitó el grupo la pandemia, cuáles son las proyecciones de recuperación y la aspiración de seguir creciendo con más propiedades en la región.

– ¿Cómo afectó la pandemia a las propiedades que tiene la compañía en Latinoamérica?

– En la región tenemos 56 propiedades en operación y otras tantas en desarrollo. Si bien esta pandemia afectó a todo el mundo las ayudas de los gobiernos de Latinoamérica no fueron tan accesibles ni para los trabajadores ni para las empresas. Por eso llegamos a tener 32 propiedades cerradas. Un dato a remarcar de 2020 es que comenzamos el primer bimestre rompiendo récords y lo cerramos con una ocupación total en la región del 24%.

– Desde que se iniciaron los procesos de reapertura, ¿cómo fueron respondiendo los mercados?

– Hoy quedan solo cuatro hoteles cerrados y tres que se están utilizando como residencia sanitaria o reservados completamente por empresas. En el caso de las cuatro que aún no volvieron a abrir es por las restricciones locales o por la baja demanda estimada; abrir para tener un 5% de ocupación no es rentable. Con los hoteles que ya están abiertos alcanzamos un 27% de ocupación en promedio. Pero los resultados son muy dispares, hay hoteles con el 10% de las camas ocupadas y otros con el 70%. Dado que la conectividad aérea internacional no está normalizada, los destinos de cercanía, a los que se puede acceder en auto, son los que tuvieron una mejor recuperación. Tenemos casos excepcionales, como el Park Inn by Radisson Los Olivos de Vallenar, que cerró noviembre con un 68% de ocupación debido a la demanda de cuartos que tiene la industria minera en esa región; y el Radisson Blu Acqua Hotel & Spa Concon, que abrió recientemente, y tuvo en noviembre el 78% de ocupación. Está ubicado cerca de Santiago y en un destino muy elegido por los capitalimos. En Brasil, que está muy afectado por la pandemia, tuvimos ocupaciones muy bajas pero las propiedades de Recife y Barra de Tijuca también alcanzaron picos del 70%. Lo irónico de esta situación es que los destinos que tradicionalmente tenían los mejores reportes, impulsados por los clientes corporativos, son los que ahora tienen ocupaciones más bajas.

Radisson Francés González

"Cerramos 2020 con una ocupación total en la región del 24%".

– ¿Qué expectativas de ocupación tienen para la temporada de verano?

– Sabemos que esta temporada estival van funcionar los hoteles que no dependan de la conectividad internacional, sino a los que se puede acceder en auto y, obviamente los que no vuelvan a fases más restrictivas.

– En el mediano plazo, ¿cuándo estiman que se podrán volver a los reportes de 2019 en cuanto a ocupación y RevPar?

– Entendemos que en 2021 va a ser difícil llegar a números más atractivos en ocupación. En el caso de las tarifas se mantuvieron o bajaron en un pequeño porcentaje. Nuestras estimaciones son que recién a finales de 2021 podremos alcanzar algunos de los resultados del 2019.

Radisson ante la crisis sanitaria

– La situación sanitaria y los meses de aislamiento generaron nuevos requerimientos en la demanda, ¿qué cambios incorporaron en la oferta y en los servicios?

– En primer término, negociamos a través de nuestro departamento de Compras la provisión a un precio razonables de los artículos de sanidad de primera necesidad, cómo máscaras o lociones antibacteriales. En paralelo, desarrollamos nuestro protocolo de seguridad, que abarca 20 puntos críticos durante la estadía. Por ejemplo, implementamos los códigos QR para los menúes y para el directorio de servicios en las habitaciones. Además, nos asociamos con la certificadora global SGS y a cada una de nuestras propiedades que pasó por la auditoría Radisson le pagó la certificación. El resultado es que todos los hoteles Latinoamérica están certificados por SGS. Por otra parte, en cuanto a la oferta, generamos nuevos paquetes para familias y opciones para quienes necesitan utilizar los hoteles como oficinas durante el día.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Radisson (@radisson)

– Luego de varios meses con ingresos reducidos, ¿qué cambio internos debió aplicar?

– Entendiendo que con la caída de los ingresos iba a ser difícil mantener los servicios, hicimos un análisis profundo de todos los estándares que teníamos para cada marca y reducimos algunos requerimientos. Asimismo, los planes de mejoras que tenían pautados para algunas propiedades extendieron sus plazos hasta finales de 2021. Por otra parte, desde dos años veníamos trabajando en cambios en el portfolio de marcas y decidimos acelerar este proceso a partir de la pandemia. La novedad es la subdivisión de la marca Park Inn, que incorporará el nuevo Park Inn Residence Apartment. Una propuesta pensada para estadías más largas, con un diseño muy moderno y a precios accesibles.

– En cuanto a los hoteles que estaban en desarrollo, ¿tuvieron alguna rescinción de contrato?

– Teníamos cuatro proyectos en Latinoamérica que se pusieron en pausa por las dificultades para obtener financiación. Los bancos están bastantes reacios a ofrecer créditos a los hoteles, porque saben lo afectados que está el sector. De todos modos, tuvimos la grata sorpresa de poder cerrar dos acuerdos nuevos. Se trata de un Radisson que abrirá en Surinam, una propiedad ya existente que tendrá una inversión multimillonaria y esperamos que abra a finales de 2021 o principio de 2022. Por otra parte, desde inicios de 2020 teníamos firmado un contrato para el primer all inclusive de Radisson en Punta Cana, que avanzó en las remodelaciones durante la pandemia y abrió sus puertas el último noviembre.

Radisson en expansión

– Si bien hubo varios anuncios, Radisson no llegó a desembarcar aún en Argentina, ¿qué posibilidades hay de que lo logre en el corto plazo?

– Personalmente llevo 20 años en la compañía y no hubo período en el que no hallamos intentado ingresar al mercado argentino y, por muchísimas razones, no se logró. Para Radisson es el destino N° 1 al que le interesa ingresar y uno de los principales mercados emisores. Tenemos un contrato firmado en Córdoba para un desarrollo que lamentablemente se demoró muchísimo. Se trata de un complejo muy grande que incluye oficinas, departamentos, paseo de compras y un hotel, entre otros espacios. Por otra parte, estamos viendo un enorme interés por parte de los hoteles independientes de formar parte de una marca. Porque si hay algo que hemos aprendido de esta pandemia es que solos no se sale. Una compañía con 1.200 propiedades tiene más capacidad de negociar al firmar un contrato que un hotel solo. Además, Radisson cuida a los inversionistas y los propietarios porque sabemos que son quienes van recibir a nuestros huéspedes. Nosotros nos especializamos en brindarles buenos servicios, en los últimos 20 años los hoteles que se fueron de la marca son muy pocos. Tenemos un porcentaje de retención del 93%.

Embed

Notas de tapa