/ Mariela Onorato

63
  • Alojamiento para viajes de cuerpo, mente y alma

    El cuidado personal hoy incluye terapias con una visión holística, que integran cuerpo, mente y alma. De la mano de esta tendencia surgieron viajes que proponen experiencias vivenciales y de autoconocimiento. Para atraer a este segmento algunos hoteles redefinieron su propuesta e incluyeron clases de meditación, yoga Nidra Devi, la visita a templos religiosos y actividades de contacto con la naturaleza.

  • Housekeeping: nuevas herramientas para uno de los pilares de la hotelería

    Si bien siempre se lo asocia solamente a la limpieza, el Housekeeping aporta mucho más a la generación de estadías placenteras. Principalmente porque su personal está en contacto directo con el huésped y puede responder a otras inquietudes. Asimismo, en los últimos años hubo una gran innovación para agilizar las tareas de este departamento, a través de desarrollos digitales y en productos que mejoran la calidad del trabajo.

  • El aporte del sector hotelero al desarrollo de un destino turístico internacional

    El turismo es la industria global que alcanzó los 1.500 millones de arribos en 2019 y que no para de crecer año a año, aun junto a sectores que están en retroceso o estancados. En este escenario cabe analizar qué rol juegan cada uno de los sectores que lo integran –como la hotelería– en la creación de nuevos destinos, y también en un crecimiento sostenible, responsable y amigable con el medio ambiente.

  • Los nuevos salones para  sibaritas, más modernos y descontracturados.

    El nuevo lujo en torno a la mesa dejó atrás los manteles blancos, la cristalería y el protocolo. Los nuevos sibaritas apuestan a los sabores gourmet para disfrutarlos en mesas comunitarias y con una propuesta complementaria en torno al arte y la cultura. Para atender las necesidades de este segmento nacieron los food halls a nivel internacional.