OPINION

REFLEXIONES AL CIERRE 110

¿Qué expectativas tiene para 2016? ¿Cómo evalúa el inicio de la temporada estival, tanto para su establecimiento como para el destino? ¿Cuáles son los cambios que percibe en sus clientes, nacionales e internacionales, a partir del nuevo gobierno? ¿El sector público brindó algún tipo de beneficios a la actividad hotelera y gastronómica en el ¿Planea realizar mejoras en su establecimiento durante este año? ¿Qué acciones de capacitación proyecta realizar con sus empleados?

Valeria Mara Peluso Marchionni, gerenta del San Remo Resort Santa Teresita, Buenos Aires.

1. La expectativa para 2016 es muy buena. Experimentamos un caudal interesante de consultas y reservas tempranas, como así también un gran interés por las escapadas. Desde hace un tiempo el chip del pasajero argentino cambió y ahora no espera las temporadas marcadas para viajar, sino que lo hace durante todo el año.

Respecto al destino somos muy optimista en cuanto al volumen de visitantes que arribarán al Partido de la Costa, porque año tras año viene en aumento. Esto se debe en gran medida porque ofrece un ambiente tranquilo y familiar, sin perder los atractivos y ofertas de entretenimiento para grandes y chicos.

2. Noto que hay muchas ansias de viajar y descansar. Si bien recién es temprano para hablar de cambios, las sensaciones y las percepciones son de mucho optimismo y confianza. Por ello como empresa debemos estar preparados y abocados a la mejora de la calidad del servicio y de la atención.

Por tanto en la industria de la hospitalidad es muy importante que el sector público y el privado ejecuten medidas para favorecer el turismo, especialmente el interno. La continuidad del calendario de feriados es una buena noticia, pero también deben estimularse programas y acciones para que los turistas se sientan atraídos para visitar el destino.

3. Constantemente la empresa apuesta a la renovación de sus instalaciones, tanto físicas como las herramientas tecnológicas, con la premisa de ofrecerle a nuestros huéspedes mejores servicios y comodidades para estar a la altura de sus expectativas.

A su vez durante este año seguiremos capacitando a nuestro personal en las diferentes áreas: calidad en atención y servicio al público; turismo accesible; y desenvolvimiento en acciones frente a imprevistos o accidentes.

Gabriel Mogilner, gerente comercial del Hotel 7 Lagos de Bariloche, Río Negro.

1. La ocupación para enero es muy alta y tenemos muy buenas expectativas para febrero y marzo. El verano se presenta tanto con estadías promedio de 3 a 5 noches como con un elevado caudal de reservas de 10 a 15 pernoctes. Bariloche es un destino tradicional para los argentinos y aunque la competencia nacional está cada vez más reñida, seguimos siendo un lugar de preferencia para los visitantes.

2. El cambio está en el aire y aún no es concreto. Vale decir que la temporada estaba prácticamente operada y en muchos casos ya concretada. Respecto a los proveedores todo sigue igual. No hubo especulaciones ni aumentos, aunque han sido canceladas las cotizaciones para comprar grandes cantidades de insumos y pagarlos a largo plazo.

Igualmente en estos primeros días lo más llamativo es el comportamiento de los extranjeros, quienes no especulan con el cambio de divisas y están contestos de poder usar libremente las tarjetas de crédito y tener que llevar tanto efectivo encima.

3. Todos los años realizamos un upgrade en el establecimiento, ya sea cambiando el mobiliario o mejorando la oferta en los servicios. Para este año aún estamos analizando que mejoras realizar.

En relación a las capacitaciones de los empleados, asistimos constantemente a charlas y cursos para mejorar la calidad de la mano de obra, convertirnos en un establecimiento amigable con el medioambiente, capacitarnos sobre la seguridad y los roles en caso de siniestros, y para manipular correctamente los alimentos.

Rodrigo Mendieta, titular de la Hostería El Paso del Indio, Ancasti, Catamarta.

1. Aún estoy expectante y no quiero hacerme ilusiones. 2015 no fue el mejor año en lo económico a nivel país y lo hemos notado en nuestra empresa; porque si bien las restricciones para adquirir moneda extranjera hicieron que la gente vacacione en el interior del país, hemos notado que los turistas se moderaron mucho en sus gastos y realizaron menos pernoctes. Por ello creo que el primer semestre de 2016 andará por el mismo carril, aunque dejo un interrogante para lo que pueda pasar en la segunda parte del año.

2. Con respecto al nuevo gobierno todavía es muy pronto para evaluar los resultados de la política turística que implementará, pero percibo en los clientes cierto optimismo de que la situación puede mejorar en el mediano plazo. En relación a la situación provincial, creo que tanto el sector público como el privado están en la etapa de aprendizaje de un trabajo serio para posicionar a Catamarca como un destino turístico. Para destacar hay que decir que vamos avanzando en conjunto, y que la esfera pública está cada vez más flexible en materia de campañas de promoción y en el otorgamiento de líneas de créditos.

3. No es momento de tomar decisiones y animarse a las inversiones porque el mercado está expectante y debemos estudiar su evolución. Igualmente en el corto plazo haremos un mantenimiento del establecimiento y un estudio para proyectar nuevas mejoras. En referencia a los empleados, soy de la idea de que siempre que tenga la posibilidad, independientemente de la situación económica, los tengo que capacitar. Ellos son el capital más valioso que tenemos, y debemos cuidarlos y profesionalizarlos.

Temas relacionados

Postea en tu Facebook