CORONAVIRUS

OMS: consideraciones operativas para la gestión de Covid-19 en hotelería

Compartimos un comunicado sobre recomendaciones operativas para la gestión de Covid-19 en el sector de alojamiento publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Varios países han demostrado que la transmisión de Covid-19 de una persona a otra puede ralentizarse o detenerse. Este documento se ha preparado en base a la evidencia actualmente disponible sobre la transmisión de la enfermedad por Coronavirus (Covid-19) –transmisión de persona a persona principalmente a través de gotitas respiratorias o contacto directo con una persona infectada–, y está diseñado para garantizar que el sector de alojamiento pueda proteger la salud de su personal y clientes. Debe utilizarse junto con información actualizada en la web de la OMS Covid-19.
El documento está dirigido a establecimientos de alojamiento turístico colectivo, como hoteles y establecimientos similares, alojamientos de vacaciones y otros alojamientos de corta estancia y campings.
Los proveedores privados de alojamiento turístico están invitados a seguir las pautas operativas en la mayor medida posible. Además, el documento ayudará a cualquier autoridad involucrada en salud pública a responder a un evento de salud pública en hoteles y establecimientos de alojamiento turístico, incluido el Punto Focal Nacional (PFN) del Reglamento Sanitario Internacional (RSI), autoridades locales de salud, y sistemas locales, provinciales y nacionales de monitoreo en salud.

Las medidas propuestas aquí deben ser revisadas y adaptadas al contexto local por el Comité de Salud y Seguridad del alojamiento, Servicios de Prevención, Consultores de Salud u otras partes responsables de los problemas relacionados con la salud del establecimiento, incluida la administración y las asociaciones del sector.

TRANSMISIÓN DEL COVID-19.

Según la evidencia actual, el virus del Covid-19 se transmite entre las personas a través de gotitas respiratorias (particularmente al toser). El contacto directo con una persona infectada o el contacto indirecto (tocar una superficie u objeto que ha sido contaminado con secreciones respiratorias) y luego tocar su propia boca, nariz u ojos es otra vía de transmisión. Aunque la mayoría de las personas infectadas desarrollan síntomas leves, la enfermedad grave puede darse en personas mayores y/o personas con otras afecciones médicas y pueden llegar a requerir hospitalización rápida.
Las medidas de prevención incluyen higiene de manos regular y exhaustiva, distanciamiento social, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, y una buena higiene respiratoria. En áreas públicas, limpiar y desinfectar objetos y superficies que se tocan con frecuencia puede ayudar a reducir el riesgo de infección.

CUESTIONES ESPECÍFICAS DEL SECTOR.

Los hoteles y los establecimientos de alojamiento turístico no son más susceptibles al contagio que otros establecimientos públicos visitados por un gran número de personas que interactúan entre ellos y con los empleados. Sin embargo, son lugares donde los huéspedes permanecen temporalmente en estrecha convivencia y donde existe un alto grado de interacción entre los huéspedes y los trabajadores.
Son estos aspectos –el alojamiento de los huéspedes junto con los servicios de alimentos y bebidas, limpieza, organización de actividades, etc.– y las interacciones específicas de estos establecimientos (invitado-invitado, invitado-personal y personal-personal). ) que requieren atención específica.
Todo miembro del personal debe cumplir estrictamente con las medidas básicas de protección contra Covid-19 recomendadas por la OMS, como higiene de manos, distanciamiento físico, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, practicar la higiene respiratoria y prestar atención a los consejos para quedarse en casa y buscar atención médica si tienen síntomas consistentes con la enfermedad.

covid-19.jpg

EQUIPO DE GESTIÓN.

La administración del establecimiento debe adoptar una actitud responsable para abordar la amenaza a la salud del Covid-19.

  • Plan de acción: el equipo de Gestión, de acuerdo con las autoridades sanitarias locales, la administración de hoteles, restaurantes, catering y asociaciones de la industria y el turismo, deben establecer un plan de acción adaptado a la situación e implementarlo de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades locales y nacionales de salud pública con el objetivo de prevenir casos, gestionar eficazmente los casos y mitigar el impacto entre los clientes y el personal, incluida la limpieza y desinfección de las habitaciones ocupadas por personas enfermas. El plan, que puede incorporar el teletrabajo, debe actualizarse cuando sea necesario como consecuencia de nuevas orientaciones, procedimientos o reglamentos emitidos por las autoridades pertinentes.
  • Movilización de recursos: el equipo de Gestión debe poner a disposición suficientes recursos humanos y económicos para garantizar que el plan de acción se pueda implementar de manera rápida y efectiva. El plan de acción también debe incluir la provisión de equipos y procedimientos, desarrollados en colaboración con las autoridades sanitarias locales, para la gestión de los casos sospechosos y sus posibles contactos.
  • Supervisión: la implementación del plan de acción y la efectividad de las medidas emprendidas deben evaluarse con frecuencia para verificar el cumplimiento, identificar y corregir carencias, y adaptar el plan a la experiencia práctica. Un equipo de Crisis que involucre a miembros de cada departamento puede apoyar la Administración en la implementación del plan de acción y la identificación oportuna de los ajustes necesarios. Es necesario estar alerta ante cualquier aumento inusual en el ausentismo laboral, especialmente aquellos debidos a infecciones respiratorias agudas, posiblemente causadas por el Covid-19.
  • Diario de acciones: es aconsejable mantener un libro de registro de las acciones y medidas importantes realizadas y registrarlas con suficiente detalle (por ejemplo, fecha y hora en que se utilizó un desinfectante, quién, dónde, etc.). Este libro de registro se puede utilizar para mejorar las acciones implementadas.
  • Comunicación: se debe mantener la comunicación entre la Administración y el personal, incluso a través de los gerentes a cargo de los diferentes departamentos, a fin de predefinir una política de información para los huéspedes, así como para proporcionar y obtener rápidamente información sobre incidentes que puedan surgir en el establecimiento y conocer el estado de la situación en todo momento. Proporcionar pautas al personal sobre cómo deben comunicar el plan de acción a los invitados y otras partes interesadas puede garantizar la coherencia de la alineación. Los documentos breves o la cartelería informativa pueden amplificar los mensajes clave entre los invitados y el personal, incluida la promoción del lavado de manos (al menos 20 segundos, todas las partes de la mano), la higiene respiratoria y la identificación del tipo de tos. Los folletos oficiales sobre prácticas básicas de higiene y Covid-19, en diferentes idiomas, podrían ser herramientas de información útiles. Puede ser útil tener una lista actualizada de la información de contacto del personal, incluidos los números de teléfono de emergencia.
  • Formación e información: la gerencia debe informar a todo el personal sobre las medidas que se adoptarán y las medidas que podrían proteger su salud y la de los demás, incluida la recomendación de quedarse en casa y buscar atención médica si tienen síntomas respiratorios, como tos o falta de aire. La gerencia debe organizar sesiones informativas que cubran todas las medidas básicas de protección contra Covid-19 y los signos y síntomas de la enfermedad. Se puede necesitar capacitación para procedimientos específicos.

RECEPCIÓN Y CONSERJERÍA.
-Información y comunicación: el personal de recepción debe estar suficientemente informado sobre el Covid-19 para que puedan llevar a cabo sus tareas asignadas de manera segura y evitar la posible propagación del Covid-19 dentro del establecimiento. Deben ser capaces de informar a los huéspedes que preguntan sobre la política del establecimiento en términos de las medidas preventivas establecidas u otros servicios que los huéspedes puedan requerir (por ejemplo, servicios médicos y de farmacia disponibles en el área o en el establecimiento mismo). También deberían ser capaces de aconsejar a los huéspedes con síntomas respiratorios que permanezcan en sus habitaciones hasta que los vea un médico (la gerencia debe organizarlo de inmediato), así como proporcionar recomendaciones básicas de higiene cuando se les solicite.
El personal de la recepción, si es posible, no debe ser mayor ni tener problemas de salud subyacentes. El personal de recepción debe tomar todas las precauciones necesarias, incluido el distanciamiento físico.
La información oficial y actualizada debe estar disponible sobre viajes hacia y desde países o áreas donde se está extendiendo Covid-19.
El personal del mostrador de recepción debe estar familiarizado con la política de ocupación de habitaciones para las personas acompañantes en el caso de un caso sospechoso de Covid-19. La última definición de caso sospechoso de Covid-19 se puede encontrar en el sitio web de la OMS.
El mostrador de recepción debe tener disponible de inmediato los números de teléfono de las autoridades sanitarias, los centros médicos, los hospitales públicos y privados y los centros de asistencia para su uso siempre que exista la posibilidad de que un huésped se enferme.
-Equipamiento necesario y botiquín en la recepción. Aunque el uso de barbijos no se recomienda para el público como medida preventiva, sino solo para aquellos que están enfermos con los síntomas de Covid-19 o aquellos que los cuidan, el mostrador de recepción debe tener un kit médico que incluya los siguientes elementos:

  • Desinfectante/toallitas germicidas para limpiar tejidos.
  • Máscaras faciales/oculares (separadas o combinadas, protección facial, gafas). Tenga en cuenta que los barbijos desechables solo se pueden usar una vez.
  • Guantes (desechables).
  • Delantal protector (desechable).
  • Vestido largo de manga larga.
  • Bolsa de residuos desechable de riesgo biológico.
  • Medidas de distanciamiento social, limpieza de manos e higiene respiratoria.

Las medidas de distanciamiento social, junto con la higiene frecuente de las manos y la higiene respiratoria, son las principales medidas para prevenir la transmisión de Covid-19. Aunque es probable que los huéspedes ya estén familiarizados con estas medidas, se les debe recordar como una forma de hospitalidad.

  • El distanciamiento social incluye abstenerse de abrazar, besar o estrechar la mano de los invitados y del personal. Implica mantener una distancia de al menos 1 m. y evitar a cualquiera que esté tosiendo o estornudando.
  • La higiene de las manos significa lavarse las manos regularmente y a fondo con un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarlas con agua y jabón. También evite tocarse los ojos, la nariz y la boca. La desinfección de manos se indica después de intercambiar objetos (dinero, tarjetas de crédito) con los invitados.
  • La higiene respiratoria significa cubrirse la boca y la nariz con un codo o pañuelo doblado al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse inmediatamente en un contenedor con tapa.
  • Monitoreo de huéspedes que posiblemente estén enfermos.

Si bien se observan regulaciones en relación con la protección de datos personales y el derecho a la privacidad, es aconsejable controlar a los huéspedes potencialmente enfermos en el establecimiento.
El personal de recepción debe tomar nota de todos los incidentes relevantes que lleguen a su conocimiento mediante un cuestionario, así como solicitudes de visitas de un médico. Esta información ayudará a los huéspedes a través de consejos apropiados, facilitando la detección temprana y el manejo rápido de casos sospechosos con las autoridades locales de salud
El personal de recepción debe tratar toda esta información con discreción, dejándola a la gerencia y a los servicios médicos para evaluar la situación y tomar las decisiones apropiadas.

Unilever Covid-19

SERVICIOS TÉCNICOS Y DE MANTENIMIENTO.

  • Desinfección del agua: es necesario mantener la concentración de desinfectante en el agua para consumo y en piscinas o spas dentro de los límites recomendados de acuerdo con las normas y estándares internacionales, preferiblemente en los límites superiores del rango.
  • Lavavajillas y equipo de lavandería: se debe verificar el correcto funcionamiento del equipo de lavado de vajilla y lavandería, en particular las temperaturas de funcionamiento, así como la dosis correcta de productos químicos de limpieza y desinfección.
  • Aire acondicionado: aunque Covid-19 no se transmite por el aire, sino de persona a persona a través de pequeñas gotas de la nariz o la boca cuando una persona infectada tose o exhala, se debe prestar atención, como en circunstancias normales, a controlar el estado de los filtros y mantener el correcto porcentaje de reemplazo del aire interior. Se debe verificar el funcionamiento adecuado de los equipos de ventilación, intercambio de aire y deshumidificación de las piscinas cubiertas.
  • Dispensers: se deben llevar a cabo controles periódicos para garantizar el correcto funcionamiento de los dispensadores de jabón y solución desinfectante, secadores de manos, dispensadores de pañuelos desechables y otros dispositivos similares. Las unidades defectuosas deben repararse o reemplazarse rápidamente. El plan de acción del hotel debe incluir la instalación de unidades para dispensar gel desinfectante en las diferentes áreas del hotel, incluidos los baños públicos utilizados por los huéspedes y por el personal, y otras áreas de interés (por ejemplo, entrada al comedor, restaurantes y bares).

RESTAURANTES, DESAYUNADORES Y BARES.

  • Información y comunicación: el personal de los restaurantes, desayunadores y bares debe realizar su higiene personal (lavado frecuente de manos, higiene respiratoria) de la manera más estricta posible. Se debe recordar a los huéspedes al entrar y salir de los salones que desinfecten sus manos con gel desinfectante, preferiblemente ubicado en la entrada de esas instalaciones.
  • Buffets y máquinas de bebidas: en los buffets, los huéspedes deben evitar manipular alimentos. Cuando sea necesario, cambie las pinzas y cucharones con mayor frecuencia, siempre dejando estos artículos en recipientes separados. Limpie y desinfecte las superficies del buffet después de cada servicio. Las máquinas de café, las máquinas de refrescos y otras, en particular las partes más en contacto con las manos de los usuarios, deben limpiarse y desinfectarse al menos después de cada servicio y con mayor frecuencia si es necesario.
  • Lavado de platos, cubiertos y mantelería: se deben usar los procedimientos habituales. Todos los platos, cubiertos y cristalería deben lavarse y desinfectarse en una máquina lavaplatos, incluidos los artículos que no se han utilizado, ya que podrían haber estado en contacto con las manos de los invitados o del personal. Si por alguna razón se requiere el lavado manual, se deben seguir los pasos habituales (lavar, desinfectar, enjuagar), tomando el máximo nivel de precauciones. El secado se debe realizar con toallas de papel desechables. Del mismo modo, los manteles y servilletas deben lavarse de la manera habitual.
  • Configuración de mesas: siempre que sea posible, se recomienda tener un máximo de 4 personas por cada 10 metros cuadrados. Las mesas deben estar dispuestas de manera que la distancia desde el respaldo de una silla hasta el respaldo de otra silla esté separada por más de 1 m y que los invitados se enfrenten desde una distancia de al menos 1 m.

ÁREAS RECREATIVAS PARA NIÑOS.

Aunque la evidencia actual indica que la mayoría de los niños parecen desarrollar síntomas respiratorios menos graves de Covid-19, hay informes de niños infectados con Covid-19 que han desarrollado una enfermedad grave o crítica, y algunos niños han muerto. Las personas responsables de los niños deben estar atentas a cualquier signo de enfermedad respiratoria y deben informar inmediatamente a los padres del niño y al manejo de tal circunstancia.
Dependiendo del contexto local, incluido el número de niños y la instrucción de las autoridades nacionales de salud, se debe considerar cerrar las áreas recreativas para niños. En cualquier caso, se deben aplicar protocolos especiales de limpieza y desinfección a estas instalaciones.

LIMPIEZA Y AMA DE LLAVES.

  • Limpieza y desinfección: incluso en ausencia de casos de Covid-19 en el establecimiento, se recomienda mejorar los servicios de higiene. Se debe prestar especial atención a la aplicación de medidas de limpieza y desinfección en áreas comunes (baños, pasillos, ascensores, etc.) como medida preventiva general durante toda la epidemia de Covid-19. Se debe prestar especial atención a los objetos que se tocan con frecuencia, como manijas, botones de elevadores, pasamanos, interruptores, pomos de las puertas, etc. El personal de limpieza debe recibir las instrucciones correspondientes.

Como parte del plan de acción del establecimiento de alojamiento turístico para Covid-19, debe haber un plan especial de limpieza y desinfección para situaciones en las que haya huéspedes o empleados enfermos que se alojen en el establecimiento o sean identificados con Covid-19 días después de dejar el establecimiento. Las recomendaciones, escritas, para una mejor limpieza y desinfección deben describir los procedimientos operativos mejorados para la limpieza, el manejo de los desechos sólidos y el uso de equipos de protección personal.
Lo siguiente debe implementarse para habitaciones o áreas específicas expuestas a casos Covid-19:

  • Cualquier superficie que se ensucie con secreciones respiratorias u otros fluidos corporales de las personas enfermas, por ej. inodoro, los lavamanos y los baños, deben limpiarse con una solución desinfectante doméstica regular que contenga hipoclorito de sodio al 0,1% (es decir, equivalente a 1000 ppm). Las superficies deben enjuagarse con agua limpia después de 10 minutos de contacto con cloro.
  • El personal de servicio puede requerir capacitación adicional en la preparación, manipulación, aplicación y almacenamiento de estos productos, principalmente del hipoclorito de sodio, que puede estar en una concentración más alta de lo habitual. El personal de limpieza debe saber cómo asegurarse de que la lavandina no se desintegre y cómo enjuagarla después de 10 minutos.
  • Cuando el uso de lavandina o blanqueador no es adecuado –por ejemplo en teléfonos, controles remotos, puertas, botones en el elevador, etc.–, entonces se podría usar alcohol al 70%.
  • Siempre que sea posible, use solo materiales de limpieza desechables. Deseche cualquier equipo de limpieza hecho de paños y materiales absorbentes, como el trapeador y trapos de limpieza. Cuando sea pertinente, desinfecte adecuadamente los materiales de limpieza no porosos con una solución de hipoclorito de sodio al 0,5% o de acuerdo con las instrucciones del fabricante antes de usarlo en otras habitaciones.
  • Los textiles, la ropa de cama y la ropa deben colocarse en bolsas especiales de lavandería marcadas y manipularse con cuidado para evitar la acumulación de polvo, con la consiguiente posible contaminación de las superficies o personas circundantes.

Se deben dar instrucciones para lavarlos en ciclos calientes (70ºC o más) con los detergentes habituales. Todos los artículos usados deben manejarse adecuadamente para mitigar el riesgo de posible transmisión. Los artículos desechables (toallas de mano, guantes, máscaras, pañuelos desechables) deben colocarse en un recipiente con tapa y eliminarse de acuerdo con el plan de acción del hotel y las regulaciones nacionales para el manejo de desechos.

  • En general, las áreas públicas por donde una persona infectada ha pasado un tiempo mínimo (como pasillos y corredores) no necesitan ser limpiadas y desinfectadas especialmente.
  • Los equipos de limpieza deben recibir capacitación sobre el uso de EPP y la higiene de manos inmediatamente después de sacarse los EPP, y cuando finalicen los trabajos de limpieza y desinfección.
  • Todas las habitaciones y áreas comunes deben ventilarse diariamente.
  • Monitoreo de huéspedes enfermos.

El personal de limpieza debe informar a la gerencia o a la recepción cualquier incidente pertinente, incluidos posibles huéspedes enfermos en sus habitaciones. Deben tratar toda esta información con discreción.

  • Disponibilidad de materiales.

El personal de limpieza debe estar capacitado en el uso de equipos de protección personal y recibirlos, como se detalla a continuación:

- Guantes.

- Batas desechables.

- Zapatos cerrados.

- Si realiza procedimientos que generan salpicaduras (p. ej., al lavar las superficies), agregue protección facial con un protector facial y delantales impermeables.

También deben tener acceso a suficientes soluciones desinfectantes y otros suministros.

  • Programas de limpieza opcionales.

Todos los servicios de limpieza que los huéspedes pueden optar por no recibir deben suspenderse en pos de maximizar la salud y la seguridad del personal del hotel y los huéspedes.

covid distancia social.jpg

MANEJO DE CASOS COVID-19 EN HOTELES Y ESTABLECIMIENTOS DE ALOJAMIENTO TURÍSTICO.

Si un huésped o personal desarrolla síntomas de infección respiratoria aguda, se deben hacer esfuerzos inmediatos para minimizar el contacto de la persona enferma con los huéspedes y el personal del establecimiento. La recepción u otro personal del hotel deben seguir los procedimientos del plan de acción para la situación en la que un huésped desarrolla signos y síntomas indicativos de Covid-19.

  • Separe a la persona enferma de las otras personas por al menos 2 m.
  • Si la situación lo requiere y la persona enferma no es transferida a un establecimiento médico, la Administración considerará las medidas para que la persona enferma sea atendida de manera adecuada. Esto podría incluir la necesidad de la designación potencial de un miembro del personal, que esté suficientemente capacitado en prevención y control de infecciones, y medidas para el personal en el caso que desarrolle síntomas después del servicio de una persona enferma.
  • Si es posible, designe un baño para uso exclusivo para la persona enferma.
  • Solicite a la persona enferma que use una máscara médica y practique la higiene respiratoria al toser y estornudar. Si la persona enferma no puede tolerar la máscara médica, proporcione pañuelos de papel para cubrir la boca y deseche el pañuelo inmediatamente en una bolsa de desechos de eliminación de riesgos biológicos. Si no hay una bolsa de desechos de eliminación de riesgos biológicos disponible, colóquela en una bolsa de plástico intacta, séllela y considérela como basura de ""riesgo biológico""; Lávese las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • En caso de que la persona enferma no pueda usar una máscara, se debe evitar el contacto directo con la persona enferma a menos que use al menos una bata desechable, guantes, una máscara y protección para los ojos.
  • Cuando atienda a un huésped enfermo o al personal que viene de un área afectada que presenta fiebre, tos persistente o dificultad para respirar, use siempre equipo de protección adicional (provisto en el kit de precaución universal), incluyendo máscara, protección para los ojos, guantes y una bata.
  • Quítese los EPP con cuidado para evitar contaminarse. Quítese primero guantes y bata, realice su higiene de manos; a continuación, quítese la máscara y la protección ocular, y lávese inmediatamente las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Deseche adecuadamente los guantes y otros artículos desechables que tuvieron contacto con los fluidos corporales de la persona enferma en una bolsa de riesgo biológico o una bolsa de plástico asegurada, que se considerará como desechos de "riesgo biológico".
  • En el caso de un trabajador afectado.

Si un miembro del personal informa síntomas respiratorios, el trabajador debe dejar de trabajar inmediatamente y buscar asistencia médica. El personal debe permanecer aislado en una habitación adecuada mientras se notifica a los servicios médicos.
El trabajador sintomático debe recibir pañuelos desechables y una máscara que se debe usar cuando otras personas están presentes o cuando tienen que salir a áreas comunes.
Se debe aconsejar al personal que informa desde su casa que está enfermo con síntomas respiratorios que se quede en casa y busque atención médica.

El personal que informa desde casa que ha sido diagnosticado con Covid-19 debe seguir las instrucciones recibidas del médico, incluida la recomendación de autoaislamiento en casa hasta que los síntomas hayan desaparecido por completo (Nota: para que un paciente con Covid-19 pase por una forma leve de la enfermedad y se recupere completamente lleva aproximadamente un mes).

  • En el caso de un huésped afectado.

Si la persona afectada es un huésped del establecimiento, no se recomienda la permanencia de la persona enferma en el establecimiento.
La persona puede ser aislada en una habitación de forma temporal hasta la intervención de las autoridades sanitarias locales, siempre que la habitación no se comparta con otros huéspedes. No se debe permitir que los visitantes entren en la habitación ocupada por el huésped afectado.
Dependiendo de la disponibilidad de habitaciones, los acompañantes, si los hay, deben trasladarse a una habitación diferente.
Las medidas para el manejo de los contactos pueden remitirse a la guía provisional de la OMS sobre atención domiciliaria para pacientes con Covid-19 que presentan síntomas leves y el manejo de sus contactos.

Personal del establecimiento hotelero y de alojamiento turístico que participa en la evacuación de un caso sospechoso:

  • Para minimizar el riesgo de contaminar a otros huéspedes o miembros del personal, los huéspedes sintomáticos deben abandonar el hotel de acuerdo con las instrucciones de la gerencia del establecimiento y la autoridad de salud local. Los huéspedes sintomáticos serán evaluados por su condición y, si cumplen con la definición de caso sospechoso, serán transferidos a un centro de atención médica designado.
  • La gestión de los posibles contactos del huésped enfermo debe realizarse de acuerdo con las instrucciones de la autoridad local de salud pública.

La autoridad sanitaria local debe actualizar rápidamente a la autoridad sanitaria regional o nacional sobre el resultado de los exámenes y si se deben tomar medidas adicionales.

  • El personal involucrado en el transporte del caso sospechoso debe aplicar prácticas de prevención y control de infecciones de acuerdo con la guía de la OMS.

Deben realizar rutinariamente higiene de manos y usar una máscara médica, protección para los ojos, guantes y bata cuando carguen pacientes sospechosos de Covid-19 para su transporte en la ambulancia. Deben asegurarse de limpiarse las manos antes de ponerse los EPP y después de quitárselos.

  • Si se transporta más de un caso sospechoso, el personal general y el personal de salud deben cambiar sus EPP entre cada paciente para evitar una posible contaminación cruzada entre casos sospechosos, pero no confirmados, de Covid-19. Deben desechar los EPP usados de manera apropiada en contenedores con tapa de acuerdo con el plan de acción del hotel y las regulaciones nacionales para desechos infecciosos.
  • El conductor de la ambulancia debe permanecer separado de los casos. No se requiere protección si existe una estrecha separación física entre el conductor y el caso sospechoso. Si es posible, el conductor no debe participar en la carga del paciente en la ambulancia.

Si ayuda con la carga del paciente sospechoso de Covid-19, el conductor debe usar EPP, incluyendo una máscara, guantes, bata y protección para los ojos.

  • Ambulancias y vehículos de transporte deben limpiarse y desinfectarse con especial atención a las áreas en contacto con el caso sospechoso. La limpieza debe realizarse con una solución desinfectante doméstica regular que contenga hipoclorito de sodio al 0.5%. Después de dejar que permanezca en contacto con la superficie durante al menos 1 minuto, puede enjuagarse con agua limpia. Como alternativa al blanqueador o lavandina, las ambulancias pueden usar productos desinfectantes usados en el hospital de acuerdo con las pautas del fabricante.
  • La gerencia del hotel debe proporcionar acceso a servicios de limpieza y desinfección de la habitación ocupada por la persona enferma de acuerdo con el plan de acción, siguiendo los protocolos de limpieza y desinfección de las habitaciones con casos. En caso de que esto no sea posible, se debe instruir al ama de llaves de turno para que limpie y desinfecte la habitación ocupada por la persona enferma, siguiendo los protocolos de limpieza y desinfección para habitaciones con casos, observando medidas de protección personal.

Si no hay otra opción que mantener a un huésped enfermo sospechoso de Covid-19, con síntomas leves, se debe considerar el autoaislamiento en la habitación. Las visitas al médico deben realizarse en la habitación de la persona enferma siempre que sea posible, evitando la necesidad de que el paciente vaya a un consultorio médico.
Un huésped enfermo sospechoso de Covid-19 debe permanecer en una habitación individual, excepto en el caso de niños o personas que requieran cuidadores. La persona enferma no debe recibir visitas, o si lo hacen, las visitas deben limitarse a lo estrictamente necesario. El huésped debe recibir comida en la habitación. Las personas enfermas no deben compartir el baño con otras personas, y tampoco deben compartir toallas, mantas ni ningún tipo de ropa con sus cuidadores.
Los cuidadores deben adoptar medidas de precaución estrictas, incluido el uso de EPP, siempre que se acerquen o tengan contacto directo con la persona enferma. Luego, la habitación debe organizarse para permitir la adecuada colocación de los EPP y, en un área separada, para la eliminación de los EPP usados/contaminados.
El médico a cargo del caso debe proporcionar a los familiares y acompañantes información sobre las medidas de control de infecciones que deben adoptar.
Solo una persona debe estar a cargo del cuidado de la persona enferma. Las mujeres embarazadas u otras personas con alto riesgo de desarrollar una enfermedad grave causada por Covid-19 no deben ser cuidadoras.
Los cuidadores deben efectuarse un autocontrol para detectar la aparición de síntomas, especialmente fiebre y tos, y recibir atención médica si aparecen dichos síntomas.
La ropa del paciente enfermo, así como la ropa de cama de la habitación que ocupa, deben lavarse siguiendo los procedimientos habituales. Como medida de precaución, estos artículos deben almacenarse y transportarse en bolsas selladas.
Nota: La administración del establecimiento hotelero no tiene autoridad para obligar a los huéspedes enfermos a permanecer temporalmente en su habitación o para evitar que reciban visitas de otros huéspedes.

  • Identificación y gestión de contactos.

La identificación de los contactos debe comenzar inmediatamente después de que se haya identificado un caso sospechoso en el establecimiento. La OMS define un contacto como una persona que experimentó cualquiera de las siguientes exposiciones durante los 2 días anteriores y los 14 días posteriores al inicio de los síntomas de un caso probable o confirmado.

  • Contacto cara a cara con un caso probable o confirmado dentro de 1 m. y por más de 15 minutos;
  • Contacto físico directo con un caso probable o confirmado;
  • Atención directa a un paciente con enfermedad Covid-19 probable o confirmada sin usar el equipo de protección personal adecuado;
  • Otras situaciones según lo indicado por las evaluaciones de riesgo locales.

En el contexto de un establecimiento hotelero y turístico, un contacto podría considerarse como:

  • Compañeros invitados o personas que brindan atención que tuvieron contacto cercano con el caso sospechoso;
  • Miembro del personal designado para cuidar a las personas enfermas, y otros miembros del personal que pueden haber estado en contacto cercano con las personas enfermas o las instalaciones que usan (por ejemplo, el baño) o sus artículos habituales (por ejemplo, ropa de cama y ropa usadas).

Si la gravedad de los síntomas o los numerosos movimientos de los casos indican una exposición más extensa en el establecimiento, se debe realizar una evaluación más exhaustiva junto con las autoridades sanitarias locales.
La OMS recomienda que todos los contactos de los pacientes con Covid-19 estén en cuarentena durante 14 días desde la última vez que estuvieron expuestos al paciente.
Si un contacto desarrolla síntomas, el contacto debe usar una máscara médica, y ser considerado y tratado como caso sospechoso.
Se puede considerar que otros huéspedes y personal que no cumplen con la definición de contacto tienen una exposición de bajo riesgo y se les puede recomendar que implementen medidas de precaución. Estas medidas de precaución pueden modificarse y adaptarse a las evaluaciones de riesgos realizadas por las autoridades de salud pública.

  • Huéspedes no afectados.

Los huéspedes no afectados son personas que se considera que tuvieron una exposición de bajo riesgo. Se les debe proporcionar información sobre la enfermedad, su transmisión y medidas preventivas. Se les debe pedir que controlen por sí mismos los síntomas de Covid-19, que incluyen fiebre, tos o dificultad para respirar durante 14 días a partir de la fecha de salida del caso confirmado del establecimiento. Si desarrollan síntomas indicativos de Covid-19 dentro de los 14 días, se les debe pedir que se autoaíslen inmediatamente y se pongan en contacto con los servicios de salud locales.

  • Proveedores de bienes y servicios.

Los contratistas y proveedores de bienes y servicios deben seguir sistemas seguros de trabajo y también contar con sistemas para prevenir la propagación de Covid-19.

https://www.who.int/es

Dejá tu comentario