N/A

Los tipos de grupos en la empresa

Dentro de las organizaciones se conforman diversos tipos de grupos: los formales –que a su vez se dividen en los de mando y los de trabajo– y los informales, basados en los intereses comunes y la amistad.

Las organizaciones tienen requisitos técnicos que surgen de sus metas. El logro de esas metas exige que se lleven a cabo ciertas tareas y que se asignen personas para que las realicen. Por lo tanto, la mayoría de los empleados son integrantes de algún grupo con base en sus posiciones dentro de la organización. Se trata de los grupos formales.

Además, siempre que las personas se asocian de manera más o menos continua se tiende a formar grupos cuyas actividades pueden diferir de las que requiere la organización. Estos son los grupos informales.

Ambos grupos presentan características:

• Grupos formales: se crean por decisión gerencial para lograr las metas fijadas por la organización. Las demandas y los procesos de la organización conducen a la formación de dos tipos de grupos formales:

- El grupo de mando: es el que se especifica en el organigrama; se compone de los subordinados que están directamente bajo las órdenes de un supervisor. La relación de autoridad que existe entre el gerente de un área y los supervisores, o entre un vendedor experimentado y sus subordinados, es un ejemplo del grupo de mando.

- El grupo de trabajo: se compone de empleados que trabajan juntos para completar cierta tarea o proyecto en particular. Las tareas e interacciones requeridas facilitan  la formación de un grupo de trabajo.

• Grupos informales: son grupos que surgen a raíz de esfuerzos individuales y se desarrolla en base a intereses comunes y amistades en lugar de un diseño calculado. Son agrupaciones naturales de personas que se dan en la situación laboral y surgen como respuesta a las necesidades sociales. Existen dos grupos informales específicos:

- Los grupos por interés: las personas que no pertenezcan al mismo grupo de mando o de trabajo pueden afiliarse para lograr algún objetivo mutuo. Los objetivos de estos grupos no se relacionan con los de la organización, pero son específicos para cada uno.

- Los grupos por amistad: se forman porque los integrantes tienen algo en común, como la edad, las creencias políticas o religiosas, deportes y hobbies, entre otros. Extienden frecuentemente su interacción y su comunicación a actividades fuera del trabajo.

Si se compararan los patrones de afiliación de los empleados, resultará evidente que pertenecen a diversos grupos que a menudo se solapan.

Como hemos visto, se ha hecho una diferenciación entre dos clasificaciones amplias de los grupos: los formales y los informales. La principal diferencia que existe entre ellos es que los primeros son designados por la organización formal como un medio para lograr un fin. Mientras que los grupos informales son importantes por sí mismos, ya que satisfacen una necesidad humana básica de asociarse.

Abordar estos temas para evitar la apatía muestra claramente la importancia de los grupos, y cómo los gerentes inteligentes reconocen su importancia y tratan de aprovecharlos en forma productiva.

 

 

 

FUENTE: los-tipos-de-grupos-en-la-empresa

Dejá tu comentario