N/A

La capacitación de la sensibilidad

Este método de desarrollo se centra en los problemas individuales, así como en los problemas entre el individuo y el grupo. Sensibilidad significa ser sensible hacia uno mismo y hacia las relaciones entre uno mismo y otras personas.

La capacitación consiste en proporcionar a los empleados las habilidades necesarias para desempeñar su trabajo. Si bien la capacitación técnica se dirige a ofrecer a los nuevos empleados la experiencia que necesitan para desempeñar sus empleos actuales, el desarrollo gerencial se orienta a una capacitación a largo plazo; su objetivo es desarrollar al empleado para algún puesto futuro en la organización.

Sin embargo, con frecuencia las técnicas utilizadas en la capacitación y el desarrollo son las mismas, por lo que su distinción es siempre un tanto arbitraria.

Aunque la capacitación ayuda a los integrantes de la organización a desempeñar su trabajo actual, sus beneficios pueden prolongarse durante toda su vida laboral y pueden auxiliar en el desarrollo de esa persona a cumplir futuras responsabilidades.

La diferencia entre capacitación y desarrollo no siempre es muy nítida. Muchos programas que se inician solamente para capacitar a un empleado concluyen ayudándolo a su desarrollo y aumentando el potencial a su capacidad como empleado directivo.

La capacitación de la sensibilidad es un método de desarrollo que se centra en los problemas individuales, así como en los problemas entre el individuo y el grupo. En ese contexto, la sensibilidad significa ser sensible hacia uno mismo y hacia las relaciones entre uno mismo y otras personas.

La capacitación de la sensibilidad supone que el origen de un desempeño deficiente en el trabajo son los problemas emocionales de las personas que deben lograr la meta en forma colectiva, y que la solución de estos problemas elimina un impedimento significativo para el desempeño del trabajo.

Este método destaca el proceso en lugar del contenido de la capacitación, y se centra en la capacitación emocional en vez de orientarse hacia la capacitación conceptual. Claramente, este tipo de capacitación difiere de las formas tradicionales de capacitación, que dan importancia a la adquisición de una serie predeterminada de conceptos, con aplicación inmediata al puesto de trabajo.

Los procesos de capacitación de la sensibilidad incluyen las comunicaciones, los talleres de trabajo, los viajes al extranjero y los grupos T. El grupo T generalmente se reúne en algún lugar fuera del trabajo y, bajo la dirección de un instructor, inicia un diálogo sin ningún programa ni tema central. El objetivo es proporcionar un ambiente que produzca sus propias experiencias de aprendizaje.

Así, a través del diálogo, se alienta a los integrantes del grupo a aprender sobre sí mismos a medida que interactúan con otros. De este modo, exploran sus necesidades y actitudes  según se manifiestan a través de su comportamiento hacia otros integrantes del grupo y del comportamiento de los demás integrantes hacia ellos.

La capacitación de la sensibilidad desarrolla la competencia interpersonal. Una evaluación de las facultades de administración indica que la mayoría de los planes de estudio en administración ponen escasa atención en las competencias interpersonales, a pesar de su importancia aparente para el desempeño de la gerencia.

Algunas universidades conservan alguna forma de capacitación de la sensibilidad como parte de su plan de estudios desde la década del '60, a pesar de muchas dificultades que han encontrado en el camino. En esta época de comercio internacional, el desarrollo de una sensibilidad hacia las diferencias interpersonales y culturales adquiere una nueva importancia. Los expertos en capacitación para puestos internacionales indican que la capacitación de la sensibilidad puede ser una experiencia valiosa para un individuo que se esté preparando para ocupar un puesto de gerente en una organización extranjera.

Evidentemente, la capacitación de la sensibilidad es controvertida, ya que su implementación requiere que los individuos se expongan a un riesgo considerable: son alentados por su instructor a experimentar con comportamientos que pueden causar colapsos en las respuestas psicológicas de defensa.

De este modo, la preocupación por los peligros dio origen a variantes del enfoque básico de la sensibilidad. Éstas tienden a analizar con menos profundidad los sentimientos no relacionados con el trabajo y las sensaciones de los participantes, y a centrarse, en cambio, sólo en el comportamiento relevante relacionado con el trabajo. Tales variantes producen cambios significativos en los participantes dentro del proceso de desarrollo organizacional.

 

 

 

FUENTE: la-capacitacion-de-la-sensibilidad

Dejá tu comentario