HOTELES VIVENCIALES

Alojamiento para viajes de cuerpo, mente y alma

El cuidado personal hoy incluye terapias con una visión holística, que integran cuerpo, mente y alma. De la mano de esta tendencia surgieron viajes que proponen experiencias vivenciales y de autoconocimiento. Para atraer a este segmento algunos hoteles redefinieron su propuesta e incluyeron clases de meditación, yoga Nidra Devi, la visita a templos religiosos y actividades de contacto con la naturaleza.

Hoy existe una nueva forma de viajar que consiste no solo en visitar un lugar, sino en relajarse, conectar con un mismo y disfrutar del presente, volviendo a casa con una gran sensación de bienestar. Es un segmento de viajes que no se reduce a la utilización de un spa, hacer deporte o comer sano, sino que suma actividades holísticas y de conocimiento personal.

En tal sentido, algunos hoteles apostaron a este segmento y proponen a sus huéspedes actividades como yoga, meditación, de fomento de la inteligencia emocional, entrar en contacto con la naturaleza (senderismo consciente o reforestación de especies locales y autóctonas), gastronomía saludable y gastrobotánica, descubrir las antiguas tradiciones del lugar, retiros de transformación personal y excursiones a espacios espirituales como dólmenes, monasterios, ermitas o antiguas construcciones religiosas.

EL NICHO DEL NEGOCIO.

En tal sentido, existe un segmento de mercado para este tipo de viajes y estadías, que en los últimos años está en ascenso.

El Barómetro Turístico Premium, que analiza las tendencias del turismo de lujo, indicó recientemente que “entre las principales motivaciones de los viajeros de alta gama está el vivir experiencias memorables, entre las que se destacan descubrir los atractivos del destino, desconectarse, vivir nuevas aventuras, estar en un lugar donde no han estado nunca sus amigos y disfrutar de la gastronomía”.

En sintonía con este dato se inscribe el análisis de Global Wellness Institute, para el cual el turismo de bienestar experimentó un crecimiento del 33% en los últimos dos años a nivel mundial, con China e India liderando los incrementos más destacados. No obstante, Europa y Estados Unidos siguen a la cabeza en este tipo de viajes.

En el caso particular de los viajes vivenciales, éstos se dirigen a un segmento de turistas que, además de conocer un destino, buscan un viaje interior y utilizar estas vivencias para volver a la rutina transformados positivamente. De hecho, las vacaciones son un momento perfecto para replantearse el estilo de vida y se convierten en un primer paso para incorporar hábitos más saludables.

Si bien el turismo se relaciona con espacios físicos acotados, como museos, playas, atracciones, hoteles o restaurantes, los viajes conscientes implican estar atentos a las sensaciones y los sentimientos que provocan el entorno, el territorio y las personas con las que se entra en contacto. En tal sentido, conocer al director del hotel, al chef o al barman generan en el huésped emociones únicas y memorables. Por lo tanto, la capacitación y la formación de los recursos humanos son imprescindibles si se busca trabajar con este nicho.

INSTITUCIONALIZAR LA OFERTA.

A nivel global surgió hace dos años la asociación Mindful Travel Destinations, que busca reunir a los proveedores de servicios turísticos que ofrezcan una experiencia de viaje que genere un bienestar en cuerpo, mente, alma y espíritu. Estamos hablando de experiencias como vacaciones y yoga, viajes y meditación, desintoxicación tecnológica, gastronomía saludable, retiros o desconexión digital, entre otras propuestas. La traducción al español de Mindful Travel es "Turismo Consciente", viajes que también tienen como pilares al turismo sostenible, la reducción de la huella ecológica y la mejora de la economía local.

Más allá del trabajo de esta asociación, compañías como British Airways, Virgin Atlantic, Etihad Airways, Emirates, Hyatt Hotels Corporation e InterContinental Hotels Group cuentan con un programa específico de Mindful Travel.

LA PUESTA EN PRÁCTICA.

Esta tendencia que apunta a un viajero particular tiene, a nivel internacional, grandes exponentes hoteleros. Algunas características que comparten estos proyectos es que se trata de establecimientos con pocas habitaciones, que ofrecen programas todo incluido, personalizan las estadías, y desarrollan opciones para viajeros individuales, parejas, familias o grupos de amigos. Las propiedades están en contacto con la naturaleza y ponen a disposición de los huéspedes cajas fuertes donde dejar los dispositivos móviles.

Otro tip es utilizar la técnica del Feng Shui para que la distribución de los espacios sea óptima. Por ejemplo, que la posición de la cama sea idónea para el descanso, que la luz sea acogedora y que la elección de los colores genere bienestar.

Un caso a destacar es el del Hotel Mas Qi de Alicante, situado en el Parque Natural Sierra Mariola, en un paraje rodeado de agua y vegetación. Al casco principal lo llaman Energy House, por la distribución del espacio y la utilización de elementos de la naturaleza para la construcción. Algunas de las experiencias que diseñó son sesiones de meditación, talleres de cocina macrobiótica o de nutrición, cursos de ashtanga yoga, y terapias basadas en medicina china, acupuntura y kinesología.

En tanto, el Hotel Spa Niwa, en Guadalajara (España), es un moderno establecimiento que ofrece tratamientos con agua, luz y contraste de colores, que invita a reencontrarse con uno mismo. La "carta de masajes" está inspirada en milenarias técnicas orientales, como el tailandés, el shiatsu o la reflexología podal; y en otros occidentales, como el sueco o el masaje linfático. A la vez que sumó un masaje "relaxphone" para relajar dedos, manos, antebrazos y cuello, ideal para los adictos a los dispositivos móviles.

En Indonesia, el Calma Ubud Suite & Villas fue creado bajo la máxima “la belleza está en la sencillez”. El proyecto incorpora, además, la filosofía de vida de los balineses. La decoración se realizó con materiales autóctonos del país (madera de teca y ratán natural), combinado con alfombras orientales, artesanías balinesas y piezas de anticuario. La experiencia de relajación comienza disfrutando de los beneficios de un masaje balinés y prosigue con una relajante inmersión en una bañera natural llena de flores. A la vez, el hotel propone la visita la templo Besakih, las terrazas de Tegalalang, las plantaciones de café, la zona de Kintamani o el poblado tradicional de Penglipuran.

Asimismo, a pocos kilómetros de la ciudad india de Bangalore se encuentra el hotel de lujo Shreyas Retreat. Con apenas 12 habitaciones invita a los huéspedes a no salir del resort, ya que la estadía está pensada como un retiro de yoga y meditación. Las actividades están coordinadas por expertos y se abarcan temas de los textos sagrados hinduistas o el ayurveda.

UN PLAN GLOBAL DE BIENESTAR.

Desde hace cuatro años, Four Seasons Hotels and Resorts celebra el Día Mundial del Bienestar (8 de junio), con una programación exclusiva de salud y bienestar en sus hoteles y resorts alrededor del mundo. Se trata de actividades complementarias, con un tinte educativo y sensorial.

Four Seasons meditación.jpg
La compañía Four Seasons lanza un programa de bienestar todos los años.
La compañía Four Seasons lanza un programa de bienestar todos los años.

Las propiedades de la compañía preparan programas y eventos para cautivar y restaurar la mente, el cuerpo y el espíritu de sus huéspedes. Las actividades para elegir son tan diversas como los lugares donde se llevan a cabo; desde yoga en la azotea de una torre en Los Ángeles hasta meditación en las playas de Vietnam, una caminata repleta de naturaleza en el Serengueti, en Tanzania, o terapias de juego con cachorros en Texas.

Por caso, el Four Seasons Hotel Kyoto celebró en 2019 la Semana de Bienestar, del 7 al 10 de junio, proponiéndole a sus clientes una suave caminata por los templos antiguos, aprender el antiguo arte del zen o practicar “terapia forestal”, una tradición japonesa para conectarse con el poder curativo de la naturaleza.

Postea en tu Facebook