N/A

“Hoy lujo significa espacialidad”

Desde la gestación del proyecto hasta la puesta en marcha de un hotel, la arquitectura y el diseño poseen una fuerte ingerencia en el desenvolvimiento de un establecimiento. Por tal motivo, en diálogo con Hospitalidad & Negocios, el arquitecto Álvaro Otamendi Vallet remarcó que la hotelería demanda cada vez más proyectos a medida y que permitan cuidar los costos.

Alta 3 Arquitectos es un estudio de arquitectura e ingeniería cuyos socios son Juan José Galán Chaos y Álvaro Otamendi Vallet. La empresa ofrece servicios de consultoría, diseño arquitectónico e ingeniería, construcción llave en mano y gestión integral del proyecto.
El ‘leitmotiv' de la firma es ajustar el triángulo costos-plazos-calidad para lograr la entera satisfacción de los clientes, sin descuidar el ahorro energético y respeto medioambiental.
Dentro del segmento hotelero, el estudio estuvo involucrado en los trabajos del Hotel Innside Madrid Suecia, el Innside Madrid Génova, el Innside Madrid Palacio de Luchana y el Hotel Alpino Guadarrama (los cuatro en España), más un nuevo proyecto en Santiago de Cali, Colombia.
En diálogo con Hospitalidad & Negocios, Álvaro Otamendi Vallet detalló cuáles son las demandas del segmento hotelero, las tendencias en arquitectura, el vínculo con los propietarios y las cadenas, y las potencialidades que aún tiene este mercado.


INTERLOCUTORES.
- ¿Qué características tienen los Innside en los que trabajó?
- Innside es una marca alemana que compró Meliá Hotels International hace algunos años. Son hoteles 4 estrellas modernos, urbanos y pensados para ejecutivos. Deben ser funcionales pero de calidad. No obstante, si bien apunta al segmento corporativo, en el Innside Suecia algunas habitaciones están equipadas con sofá cama, de modo tal que pueden ser perfectamente vendidas a familias.


- ¿En qué etapas del proyecto estuvieron involucrados?

- En todos los casos participamos desde la concepción y fase inicial del diseño hasta la dirección de obra y gestión de la construcción. De esa forma, podemos garantizar la calidad del proyecto y que el cliente obtenga aquello que necesita en el plazo y los costes prefijados.
En el caso de Meliá cuenta con un interiorista propio y trabajamos en conjunto. Sin embargo, siempre se busca combinar la arquitectura, el interiorismo y la decoración.


- ¿Qué requerimientos les plantean los clientes?

- En primer término, vale aclarar que nuestro estudio trabaja para el titular de la propiedad. Actualmente, cada vez más las cadenas hoteleras no son propietarias de los hoteles sino que sólo los gerencian. Por eso mi cliente no es Meliá Hotels International sino el propietario. Sin embargo, todos entramos en diálogo porque la marca tiene sus pautas, aunque las decisiones las toma el dueño.
Uno de los principales requerimientos de los clientes es la minimización de los costos, lo que se convierte en una disputa entre las cadenas y los propietarios. Los primeros quieren maximizar el servicio para ceder su nombre, mientras que los segundos pretenden no exceder el presupuesto. Por tal motivo, como arquitectos debemos optimizar los diseños para que los costos de operación sean los más bajos posibles. El secreto en la hotelería no está en facturar más sino en gastar menos. Una de las claves es desarrollar espacios polivalentes. Por ejemplo, que un lugar se pueda utilizar como lobby por la mañana, como espacio para tomar un café por la tarde o donde disfrutar unas copas por las noches. Debemos ser pragmáticos y, través de los materiales y el diseño, generar distintos efectos durante el día.
Otra demanda es que el estudio se convierta en un interlocutor en quién confiar. Nuestro valor añadido es que ofrecemos un producto a medida, que responde a las necesidades del cliente. Estamos encima de los proyectos y de los detalles. Si el propietario pierde tiempo en definir temas que son de mi especialidad, está perdiendo dinero.


LAS TENDENCIAS.
- ¿Qué cambios de hábitos de los turistas gravitaron en el diseño arquitectónico?
- Nuestra idea siempre es intentar dotar a los huéspedes de la mayor cantidad de espacio posible. El diseño arquitectónico y el interiorismo pueden hacer que los lugares parezcan más grandes o más pequeños. Nosotros intentamos que la sensación sea de espacialidad, de limpieza y de tranquilidad, porque es lo que el huésped busca en su habitación.


- ¿Hoy cuáles son las tendencias en arquitectura?
- Los estilos dependen mucho de cada proyecto, de la ubicación geográfica, y de la cultura e ideología de cada cadena. No obstante, actualmente se busca minimizar el mobiliario y, en el caso de que sea posible, integrarlo a la arquitectura. De esa forma se optimizan los costos de mantenimiento y se vuelve a la máxima "menos es más".


- ¿Cómo se define hoy el lujo?
- Hoy lujo significa espacialidad. Y esto no se reduce a más metros cuadrados, sino a que el huésped se pueda mover con libertad y que haya buena iluminación. Además, se suma la calidad de los materiales. Tenemos que pensar que el lujo es placer, y en arquitectura esto implica generar espacios donde sea agradable permanecer leyendo un periódico o tomando un café.


LA DEMANDA.
- Desde la arquitectura, ¿cuáles son las debilidades y las fortalezas que tiene la hotelería?
- A nivel internacional existen muchos establecimientos en mal estado. Lo que implica que existe mucho potencial para seguir trabajando. La hotelería lleva siglos funcionando y los empresarios invierten poco dinero en remodelación y mantenimiento. Este mercado, como tantos otros, ajustó sus precios y los niveles de reinversión a partir de la crisis de 2008. Por eso hoy es una cuestión fundamental renovarse o morir. Los establecimientos deben aggiornarse o quedar como oferta residual cuando el destino tiene una sobredemanda de hospedaje. Por otra parte, existe una tendencia en rehabilitar edificios históricos para convertirlos en hoteles. Hoy el turista busca hospedarse en los centros históricos de las ciudades, en contraposición a lo que sucedía en los 80, cuando se elegían las zonas periféricas o las locaciones cercanas a los aeropuertos. En tal sentido, y dado que en las grandes urbes ya no hay solares disponibles, la opción es demoler o reciclar edificios.


- ¿Cómo evalúa a los proveedores españoles? ¿Cuáles son los rubros más desarrollados?
- Si me ciño a los últimos hoteles terminados, estoy muy satisfecho con la totalidad de los proveedores que estuvieron involucrados. Siempre hay momentos de tensión y puntos mejorables, pero el resumen es bueno y el resultado, palpable. Para el Innside Suecia se utilizó mucha piedra natural procedente de la sierra de Madrid. Esto implica una preferencia por los materiales locales y es un diferencial para los clientes. Existen pocos materiales tan nobles, además de la facilidad de su mantenimiento y su durabilidad.


- ¿Cuáles son las soluciones ecosustentables disponibles en el mercado?
- Hay paneles solares, instalaciones regulables de uso de agua y de energía, e iluminación de baja potencia. Sin embargo, lo recomendable es integrar las instalaciones desde la fase de diseño para optimizarlas. De este modo, se puede obtener un mayor ahorro energético.

FUENTE: hoy-lujo-significa-espacialidad

Dejá tu comentario