PROTOCOLOS

Housekeeping: los cambios en tiempos de Coronavirus

Los nuevos protocolos de higiene y seguridad para hoteles en la era del coronavirus impactan en el Departamento de Housekeeping.

Las tareas del Departamento de Housekeeping sostienen buena parte del servicio que se presta al huésped. Y hoy, en tiempos de Coronavirus, asumen una enorme responsabilidad en términos de salud y prevención.

Por tal motivo, este departamento, que se ubica en el área interna conocida como el “back of the house”, debe tener objetivos muy claros y entender cuál es su función dentro del organigrama de la empresa y en la generación de estadías saludables y placenteras. A esto se suma la aplicación correcta de los protocolos de sanidad que establezca cada jurisdicción.

Housekeeping: higiene y desinfección

En este contexto hay algunas modificaciones que se aplicaron en la limpieza y desinfección de los ambientes de un hotel. Algunos tips para esta tener en cuenta son:

– Limpiar y desinfectar las áreas de atención al público al menos tres veces al día, y de acuerdo a los horarios de ingreso o egreso de huéspedes.

– Limpiar y desinfectar manijas de las puertas, placas de empuje y barandas, escritorios, mesas, sillas, butacas, cubiertos, utensilios y cristalería.

– Ventilar de forma diaria y recurrente todos los espacios y restringir el uso de aquellos que no puedan cumplir con esta medida.

– Limpiar y desinfectar las zonas externas.

– Disponer dispensadores de jabón, gel desinfectante, papel descartable en sanitarios y espacios comunes.

– Efectuar controles periódicos que permitan contar con stock suficiente de todos los insumos necesarios para llevar adelante la limpieza y desinfección.

Housekeeping, servicio de habitación

En cuanto a la limpieza de los cuartos algunos de los cambios a implementar en los hoteles son:

– Se sugiere proteger los colchones con cubre colchón o cubre sommier y las almohadas con fundas protectoras. De lo contrario, lavarlo de manera estándar o limpiarse en seco.

– Se recomienda disponer de cestos de residuos con tapa de accionamiento no manual y doble bolsa interior.

– Ventilar las habitaciones el mayor tiempo posible y durante su limpieza y desinfección. Una vez realizado el check out, dejar liberada la habitación por el tiempo necesario para asegurar su correcta ventilación, limpieza profunda y desinfección.

– En el caso de que la habitación disponga de una frazada y/o una almohada extra, deberán estar resguardadas en bolsas cerradas.

– Clasificar la ropa sucia dentro de las habitaciones.

– No sacudir la ropa para lavar.

– Se recomienda que la ropa de cama y de aseo personal que soporte lavados a altas temperaturas, se lave de forma mecánica en ciclos de lavado completos con agua a 60-90º C.

– Utilizar guantes de goma debidamente higienizados o descartables de látex o nitrilo, preferentemente biodegradables, para la manipulación de la ropa de cama y de aseo personal.

– Durante las rutinas de limpieza evitar posibles riesgos de contaminación cruzada entre distintas habitaciones por el uso de los mismos materiales sin su previa desinfección.

– Desinfectar con alcohol al 70% o lavandina al 10% las superficies de contacto como picaportes, interruptores, teléfonos, control de televisión o del aire acondicionado y mesas, entre otros.

– Usar productos de limpieza de un solo paso y amonio cuaternario en espuma para equipos electrónicos.

– Disponer en los carros de limpieza de gel o solución desinfectante para manos, pañuelos, guantes descartables y bolsas de basura.

– No ingresar carros de limpieza en la habitación.

– Colocar los objetos perdidos o encontrados en bolsa plástica, desinfectar y guardar en una segunda bolsa sellada herméticamente hasta su devolución final al huésped.

Temas relacionados

Postea en tu Facebook

Notas de tapa