HOTEL VILLA REAL

Hospitalidad y distinción en el corazón de Madrid

En una ubicación inmejorable de la capital española, WorldHotels cuenta con una joya que amalgama la más alta calidad con un sinfín de obras de arte que valorizan aún más sus señoriales espacios.

Para ser un 5 estrellas todo hotel necesita, claro está, contar con exigentes estándares en cuanto a producto y servicio. Sin embargo, existe un factor que no contemplan las categorizaciones pero que representa un gran diferencial para los viajeros exigentes. Una suerte de sexta estrella llamada localización.

Ese atributo brilla en el Villa Real de Madrid, una lujosa propiedad que se levanta a pasos de la Puerta del Sol, del “Triángulo de oro” (museos del Prado, Thyssen y Reina Sofía) y de la efervescente Gran Vía. Una inmejorable ubicación, tanto para huéspedes de ocio como corporativos.

El inmueble pertenece desde mediados de 1996 a Jordi Clos, empresario catalán que preside la cadena Derby Hotels Collection, quien –de la mano de su hijo Joaquim, director general de la compañía– remodeló las instalaciones. Y fiel al compromiso con el arte que refleja cada establecimiento de Derby, enriqueció los espacios con obras de arte griegas y romanas de significativo valor económico y cultural. Además, este palacete de estilo francés del siglo XVIII ostenta en sus interiores mobiliario de época, grabados antiguos, esculturas de bronce, alfombras de seda china y persa, mármoles de Carrara.

Según explicó Oriol Juvé, gerente general del Villa Real, “en cinco de nuestras 19 suites y en los salones se atesora un mosaico romano datado entre los siglos III y V, mientras que otros espacios públicos lucen una estatua de un escolapio romano y una colección de vasos cerámicos griegos que se remontan a principios del siglo III”.

El arte contemporáneo, subrayó el ejecutivo, también está presente en el resto de las habitaciones, adornadas con litografías, serigrafías, acuarelas y grabados de reconocidos artistas españoles, destacándose cerca de 100 trabajos de Josep Guinovart, reconocido maestro del arte abstracto.

CALIDAD Y SERVICIO.

Con más de 20 años de experiencia en la industria de la hospitalidad, Oriol Juvé está abocado al posicionamiento del hotel en el mercado latinoamericano, donde ya cuenta con una marcada preferencia por parte de clientes de Brasil y México. “Durante los días de semana, detalló, somos una opción `full business´, mientras que en los fines de semana recibimos mucho tráfico de placer.”

Villa Real 02.jpg
Lujo, serenidad y buen gusto en el área de lobby.
Lujo, serenidad y buen gusto en el área de lobby.

Miembro del grupo WorldHotels, el Villa Real dispone de 115 habitaciones y suites de amplias dimensiones orientadas hacia la plaza de las Cortes. Decoradas con calidez y señorío, se trata de cuartos completamente insonorizados y cuyo equipamiento incluye cafetera Nespresso (con renovación diaria de cápsulas), TV de pantalla plana y programación satelital, climatización individual, caja electrónica de seguridad y otros elementos propios de su categoría. Los cuartos de mayor categoría suman terrazas e hidromasaje.

El wi-fi es gratuito en todas las instalaciones y los servicios se completan con un Business Center, gimnasio, lobby bar y el restaurante gourmet East 47, de aires neoyorquinos y decorado con litografías auténticas de Andy Warhol. Su carta, moderna y creativa, despliega sabores mediterráneos a través de arroces, pescados y pastas.

Un capítulo aparte merece el desayuno buffet que se sirve en un amplio horario, con una gran cantidad de opciones frías, platos calientes hechos en el momento, jugos naturales recién exprimidos y copas de espumante.

Cabe apuntar que los huéspedes tienen libre acceso a la piscina y solario del Urban Hotel, “hermano” del Villa Real y situado a muy pocos pasos.

Postea en tu Facebook