N/A

Fehgra: “La caída de la rentabilidad toca niveles históricos”

El pedido de paliativos para afrontar la situación crítica de los establecimientos sigue siendo el principal reclamo de los empresarios.

Así como en el los últimos días se multiplicaron las denuncias públicas del sector hotelero-gastronómico por los aumentos excesivos en las facturas de gas y electricidad, como también de los costos laborales , desde la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) reprodujeron una catarata de problemas que pone en riesgo el normal desempeño de la actividad.
De esta manera reclamaron con urgencia medidas que resguarden, fomenten e incentiven la creación de empleo, bajando los costos laborales, provisionales e impositivos de incidencia; en tanto que afirmaron que en tales condiciones, el sector sin dudas contribuiría decididamente en la generación de puestos de trabajo.


CÓNCLAVE DE RECLAMOS.
A modo de cierre, y luego de que representantes de las 63 filiales de la entidad debatieran temas de interés para el sector, se emitió la Declaración de la 211º reunión del Consejo Directivo de la Fehgra, que se realizó en Tandil el 4 y 5 de mayo.
En efecto, el pedido de paliativos para afrontar la situación crítica de los establecimientos sigue siendo el principal reclamo de los empresarios, que dieron a conocer la siguiente declaración:
• Los consejeros coincidieron que, sin inmiscuirse en las decisiones macroeconómicas que el gobierno nacional está implementando, se torna imprescindible que se complementen con disposiciones paliativas que permitan absorber su impacto en momentos como los actuales, en que los márgenes de rentabilidad se derrumbaron a niveles históricos nunca alcanzados.
• Es necesario que los gobiernos nacionales, provinciales y municipales asistan con acciones concretas a los damnificados de cualquier zona de catástrofe con medidas como planes de pagos impositivos especiales o créditos para la reposición y reparación de establecimientos. Esta acción debe ser inmediata después de producido el evento para permitir programar la subsistencia del negocio, la conservación del empleo y la integridad moral de los involucrados.
• Se rechazan tajantemente proyectos laborales como la imposición de una doble indemnización ante despidos que desalientan por completo a la actividad, al punto tal que bloquean la reposición de las bajas.
• Se hace imprescindible la modificación del régimen actual de las leyes que regulan los costos laborales. Urge la actualización de alícuotas del decreto 814/2001 a tasas acordes que permitan generar crédito fiscal, como herramientas para fomentar el empleo registrado.
• Se exhorta a las entidades gremiales relacionadas con el sector que comprendan que el diálogo es la única y valedera manera de resolver los conflictos. Dado que las medidas de acción directa comprometen a las fuentes de trabajo, las inversiones y la consecución de clientes.
• Es imprescindible flexibilizar los planes de financiación para el pago de impuestos, toda vez que las deudas fiscales impidan acceder al crédito bancario. El endurecimiento de los mecanismos no se condice con la actual coyuntura económica. Es urgente la adaptación del tratamiento del IVA para la actividad, utilizando los modelos de los países exitosos en turismo con una alícuota del 10,5% y la eximición de la tasa al turista extranjero. Además, es necesaria la eliminación total de cargos tributarios en las operaciones bancarias, incluyendo los movimientos con tarjetas de crédito.
• La Fehgra expresa que no pretende que se restrinja el alquiler de viviendas para uso turístico ni el desenvolvimiento de las agencias online y plataformas digitales que comunican, promueven y comercializan la oferta de alojamientos. Sin embargo, se hace un llamado a los poderes públicos para que, en el marco de una legítima competencia, estos actores estén sujetos a las mismas normas, obligaciones y responsabilidades que las empresas legalmente habilitadas.


COMPROMISO SINDICAL Y NACIONAL.

Durante la cita en Tandil, la Fehgra y la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) suscribieron un acuerdo para impulsar que todos los actores de la actividad hotelera gastronómica estén sujetos a las mismas normas, obligaciones y responsabilidades que las empresas legalmente habilitadas.
A través de este documento, que contó con la firma del presidente de la Federación, Roberto Brunello; y el secretario general de la Uthgra, Luis Barrionuevo; ambas entidades exigen a las autoridades públicas, en primer término, recolectar información más coherente acerca del alcance y del impacto de la "economía compartida" en el sector hotelero; principalmente en lo referido a cuántos y qué clase se puestos de trabajo se generan.
En segundo término, reclaman que todos los proveedores de servicios hoteleros y turísticos se rijan por la misma legislación y normas en materia de impuestos, seguridad, salubridad, registro, obligaciones laborales, protección al consumidor y cuidado del medioambiente, entre otros aspectos.
Asimismo, ambas entidades exigen que, en el caso de que los proveedores de la "economía compartida" creen puestos de trabajo, cumplan con las mismas obligaciones que las empresas formales; sobre todo en lo referente a las condiciones de trabajo, convenios colectivos, derechos de los trabajadores, cualificación y formación.
"El gremio está tan preocupado como los empresarios por la realidad del sector", sostuvo Brunello, y continuó: "Durante el encuentro se forjaron alianzas estratégicas para combatir juntos la informalidad".
A su turno, Barrionuevo declaró: "Es un momento difícil. En lo que tiene que ver con nuestro sector, a partir de la crisis, el ajuste, el poco consumo, evidentemente, somos los primeros afectados. Tenemos que tratar de ver cómo empujamos estos meses".
En esta línea habló sobre la importancia de promover el turismo interno y el internacional, y afirmó: "Hoy estamos en problemas con Brasil, que está en una crisis institucional y económica que nos perjudica. Y ustedes habrán visto que este verano se fueron 2,5 millones de argentinos a Brasil, gastaron U$S 5.000 millones y nosotros trabajamos un 40% menos. Tenemos que ser criteriosos, tenemos que prepararnos para trabajar y lo tenemos que hacer juntos, con ustedes, los empresarios y el Gobierno".
A su turno, el secretario de Turismo de la Nación, Alejandro Lastra, expresó que desde el Ministerio están trabajando intensamente en las preocupaciones del sector, y sostuvo: "Sabemos el momento por el que estamos pasando todos, tenemos que trabajar juntos y en equipo, estamos convencidos de esto. Tenemos mucho para hacer. El deseo es que todos juntos podamos hacer que el país sea mucho mejor. Agradecemos el optimismo y la confianza".

¿UNA A FAVOR?

El miércoles 18 de mayo, los integrantes de la Cámara de Diputados habían aprobado la Ley Antidespidos que dictaba la emergencia ocupacional. Sin embargo, a menos de 24 horas de haberse sancionado, el presidente de la Nación Mauricio Macri confirmó el veto de la Ley de Emergencia Ocupacional. "Ellos (los sectores opositores encabezados por los integrantes del Partido Kirchnerista) creen que no podemos vivir en libertad y por eso nos proponen estas leyes que congelan el empleo, que son un cepo al trabajo, sin importarles las personas que trabajan en negro o quienes no tienen trabajo. Esta ley iba a traer más pobreza", aseguró el primer mandatario.
La norma aprobada preveía la suspensión de despidos por 180 días y contemplaba la posibilidad de que los trabajadores optaran por una doble indemnización en caso de ser cesanteados, mecanismo similar al que se utilizó luego de la crisis del 2001.
En esta sintonía, desde la institución que preside Roberto Brunello celebraron la noticia y argumentaron: "La Ley Antidespidos lejos de incentivar o proteger el empleo, atentaba contra la inversión y hubiese generado condiciones terminales para las PyMEs en el país".
Al respecto explicaron que la importante baja en la demanda y alarmante pérdida de la rentabilidad, que se verifican desde hace tiempo, no han incidido al presente aún en despidos significativos en el sector, que debe mantener dotaciones capacitadas y suficientes para preservar la calidad de los servicios ofrecidos a huéspedes y comensales.
"No es alternativa el achique de personal, sino lamentablemente el cierre", enfatizaron desde la Fehgra, y declararon: "Rechazamos terminantemente toda normativa que genere mayores costos laborales y/o que introduzca mayor conflictividad y rigideces en la gestión de los recursos humanos, conspirando, en definitiva, contra el objetivo que se dice defender; y con la propia continuidad no solo de las fuentes de trabajo, sino de los establecimientos que son condición para su existencia".

FUENTE: fehgra-la-caida-de-la-rentabilidad-toca-niveles-historicos

Dejá tu comentario