aINFORME STR

El negocio hotelero frente a las crisis globales

La consultora elaboró un informe en el que analiza la situación en la que estaba la hotelería internacional antes de la declaración de la pandemia, cómo reaccionó el mercado y cuál fue el derrotero de la demanda en las crisis globales previas.

Recientemente STR, compañía especializada en inteligencia de datos y comparación de reportes globales, realizó un informe sobre el estado de situación en el que se encontraba el sector hotelero antes de que el Covid-19 se convirtiera en una crisis sanitaria global, cómo reaccionó el mercado hotelero y cuáles fueron los antecedentes en situaciones similares como el atentado a las Torres Gemelas en 2001, la expansión del virus SARS en 2003, la caída de Lehman Brothers en 2008 y la Gripe H1N1 en 2009.

En tal sentido, Patricia Boo, directora del área Centro y Sudamérica de STR, detalló: “En 2019 se dio una ligera desaceleración del sector hotelero a nivel global, incluso en mercados maduros como Norteamérica y Caribe. Lo que ocurrió es que creció en igual medida la oferta y la demanda de habitaciones, causando que la ocupación no alcanzara los niveles esperados. En Asia la sobreoferta tuvo un impacto negativo; mientras que Medio Oriente y Sudamérica fueron los únicos mercados que mostraron un crecimiento de la demanda por encima de la oferta”. Asimismo, los ingresos por habitación (RevPAR) fueron muy dispares en diferentes regiones.

Embed

Así fue como antes de que termine el año se reportó a un grupo de personas en Wuhan (China) afectadas por el Covid-19; un virus que impactó primero en su país de origen pero que no tardó en traspasar las fronteras. El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo declaró una pandemia y el impacto en el movimiento turístico y en la actividad hotelera fue inmediato. En menos de una semana los niveles de ocupación cayeron un 90%, principalmente en los países europeos (ver apartado: “OCUPACIÓN LUEGO DE LA DECLARACIÓN DE LA PANDEMIA”).

A medida que avanzaron las semanas las caídas se profundizaron más; impulsadas por las declaraciones de cuarentenas obligatorias y el cierre de las fronteras. El único caso que al día de hoy comenzó a mostrar signos de recuperación es China, con una ocupación que pasó del 9% en enero de este año al 25% hacia fines de marzo.

LOS PRECEDENTES.

Asimismo, el informe de STR releva el comportamiento del mercado hotelero en crisis globales previas y busca vislumbrar un escenario de recuperación. “La asombrosa escala internacional de la pandemia actual la hace especialmente devastadora, pero la industria de viajes se ha recuperado de situaciones similares en el pasado y los expertos creen que se recuperará nuevamente”, alentó Boo.

En tal sentido, el informe analiza lo ocurrido en 2003 cuando se expandió el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) más allá de China, su país de origen. La caída de la demanda en esa instancia duró tres meses hasta que tocó su piso, que rondó el 10%, y la recuperación tardó seis meses en llegar a los niveles previos a la crisis. Los mercados más afectados entonces fueron Beijing, Hong Kong, Singapur, Tokio y Shanghái, entre otros. No obstante, hay que tener en cuenta que China no tenía entonces el rol como mercado emisor que tiene hoy, ni la incidencia que tiene actualmente su economía en otros países.

Otro episodio que el informe eligió como referencia fue la Gripe H1N1 que se originó en México en marzo de 2009. Un episodio que no requirió cuarentenas obligatorias pero que de todos modos tomó nueve meses para que se empezara a ver un ligero repunte de la ocupación; recién en diciembre de ese año comenzó a activarse la demanda.

Otras dos crisis globales políticas y económicas que impactaron en la hotelería fueron el atentado a las Torres Gemelas en 2001 y la caída de Lehman Brothers en 2008. En el atentado hubo que esperar 18 meses para que Estados Unidos recuperara la demanda de cuartos. Al tratarse de un evento que impactó directamente en la industria de la aviación, el efecto en el flujo turístico fue inmediato. Costó que volviera la confianza en volar y en realizar viajes de trabajo y de placer.

En tanto, en la caída de Lehman Brothers el impacto económico fue tan fuerte en Estados Unidos como en otras economías globales, principalmente Europa. En ambas crisis el valor de la tarifa tardó 24 meses en recuperarse. Fue necesario que el precio de la habitación bajara para volver a ser tentadora y accesible ante un viajero golpeado económicamente. Cabe recordar que en esa instancia ni América Latina ni China sintieron fuertemente el impacto de estos dos episodios.

En el caso del Covid-19 el impacto engloba a todas las regiones del mundo. Lo que implica para el turismo una imposibilidad de salir a buscar nuevos mercados o apostar a los que están más estables.

LA TARIFA ANTES DEL COVID-19.

El RevPAR (ingresos por habitación disponible) tuvo movimientos dispares a nivel global, con el mayor pico de caída en Medio Oriente y un notable crecimiento en nuestra región, impulsado por los procesos inflacionarios:

  • Norteamérica:+0,7%
  • Centroamérica: +2,6%
  • Sudamérica: 10,7%
  • Europa: +2,2%
  • Norte de África: 5,6%
  • Sur de África: +0,9%
  • Medio Oriente: -5,1%
  • Asia: -3,3%
  • Australia y Oceanía: -1,7%

OCUPACIÓN LUEGO DE LA DECLARACIÓN DE LA PANDEMIA

Países con caídas en la ocupación de más de un 90%:

  • República Checa: -97%
  • Italia: -96%
  • Austria: -94%
  • Israel: -93%
  • Hungría: -93%
  • Líbano: -93%
  • Polonia: -92%
  • Rumania: -92%
  • Bélgica: -91%
  • Letonia: -90%

Mercados en los que la caída rondó el 80% y el 90%:

  • España: -88%
  • Lituania: -88%
  • Países Bajos: -86%
  • Francia: -86%
  • Armenia: -86%
  • Suiza: -86%
  • Alemania: -85%
  • Guatemala: -84%
  • Marruecos: -84%
  • Ecuador: -84%
  • Portugal: -83%
  • Argentina: -83%
  • Panamá: -83%
  • Irlanda: -80%
  • Colombia: -80%
STR Webinar SAHIC
Informe sobre el sector hotelero de STR.

Dejá tu comentario