N/A

Cada vez más restaurantes cobran por compartir el plato

En algunos establecimientos se trata de un plus fijo y en otros se aplica un recargo que puede llegar hasta el 50%. Mientras que, en el peor de los casos, el comensal se entera de la nueva modalidad cuando llega el momento de pagar la cuenta.

Aunque desde hace un tiempo la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) viene denunciando que cada vez hay más comensales que comparten los platos, profundizando la crisis en la rentabilidad de los establecimientos, en las últimas semanas una nueva moda recaló en el mundo de la gastronomía.

La flamante tendencia de los restaurantes es cobrar un dinero extra a las personas que deciden compartir un plato principal. En algunas firmas se trata de un plus fijo y en otras se aplica un recargo que puede llegar hasta el 50%.

Algunos locales lo especifican en la carta bajo la leyenda de “recargo por plato compartido”. Otros son más explícitos y directamente indican el valor: “El recargo por plato compartido es de $ 40”. Mientras que en el peor de los casos, el comensal se entera de la nueva modalidad cuando llega el momento de abonar la cuenta.

Cabe destacar que la ley de Defensa del Consumidor no dispone de ningún apartado que indique la imposibilidad de cobrar un excedente por compartir los platos, aunque lo que sí establece es que debe ser respetada la oferta que se incluye en la folletería, que en este caso sería la carta.

 

“VIVEZA NO, NECESIDAD SÍ.”

“Esta modalidad no es nueva y responde a una necesidad mutua, tanto del comensal que necesita ahorrar, como del empresario que debe afrontar costos cada vez más elevados”, dijo Roberto Brunello, presidente de la Fehgra, y agregó que mientras el consumidor sea notificado del adicional no debería haber ningún problema.

En este orden, recordó: “Ningún restaurante te obliga a pedir una segunda gaseosa, y no olvidemos que antes se compartía el postre, mientras que ahora esta opción gastronómica está desapareciendo hasta de las cartas porque no se consume”.

En tanto, el dirigente explicó que una situación similar ocurre con las tarjetas de crédito. “Son muchos los locales que advierten que sólo aceptan efectivo porque los costos operativos de los plásticos son muy onerosos. En estos casos, como en el anterior, es el consumidor quien elige dónde comer y cuánto pagar”.

 

 

 

FUENTE: cada-vez-mas-restaurantes-cobran-por-compartir-el-plato

Dejá tu comentario