N/A

Alimentos sin TACC: soluciones para todos los gustos y necesidades

Las nuevas disposiciones legales a nivel nacional y provincial, junto con las demandas de los clientes, impulsaron la ampliación de menúes libres de gluten en el sector hotelero y gastronómico. De la mano de esta tendencia los proveedores hicieron lo propio, sumando líneas de productos y mejorando la calidad y el sabor de sus elaboraciones.  

Los alimentos sin TACC están destinados a los pacientes que padecen celiaquía, una enfermedad que provoca intolerancia al gluten, presente en el trigo, avena, cebada y centeno -de ahí la sigla TACC-. Se estima que en Argentina 1 de cada 100 habitantes puede ser celíaco, lo que representa un mercado potencial para el sector hotelero y gastronómico.
Asimismo, en 2009 Argentina aprobó la Ley 26.588, que declaró de "interés nacional la atención médica, la investigación clínica y epidemiológica, la capacitación profesional en la detección temprana, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad celíaca".
Este puntapié inicial sirvió para que luego la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dictase la Ley 3373/09 y la provincia de Buenos Aires haga lo propio a través de la Ley 10.499. En este último caso, la norma obliga a los establecimientos de venta al público, tales como "autoservicios, bufetes o bares de las estaciones de servicio, terminales de ómnibus y trenes en que se comercialicen o se sirvan alimentos a contar con un stock de provisión mínima apto para personas celíacas".
La respuesta del mercado fue inmediata y comenzaron a surgir las propuestas gastronómicas libres de gluten en hoteles y restaurantes. Mientras que los proveedores también se expandieron y diversificaron. Hoy sus propuestas abarcan desde productos semielaborados, premezclas, congelados, pastas rellenas y empanadas hasta delicias dulces para el desayuno.
A continuación un detalle de la oferta de las empresas con mayor inserción en el mercado local.

ASOCIADO A LA SALUD.
Grandiet es una marca que cuenta con una amplia red de locales en todo el país. Produce y comercializa soluciones naturales para mejorar y cuidar la calidad de vida a partir de la alimentación. Una de sus últimas inversiones fue la instalación de una planta de elaboración en Córdoba, de 5 mil m², donde se producen más de 200 alimentos de marca propia, con calidad de exportación.
Además, su departamento de Investigación y Desarrollo (I+D) trabaja en la constante innovación de productos, acorde a los últimos avances médicos y científicos en alimentación y nutrición.
En el segmento de alimentos sin TACC se destacan las Galletas dulces sin TACC en sus cuatro variedades (miel, chocolate, coco y limón), Discos de arroz sin TACC (con sal, sin sal y dulces), Discos de arroz multicereal (con sal, sin sal y dulces), Discos de arroz saborizados (pizza y vainilla); y Fideos mostacholes sin TACC (de morrón, espinaca y al huevo). Además de comercializar una serie de premezclas y harinas aptas para celíacos.
"En nuestras tiendas, además de una atención personalizada y el asesoramiento de las vendedoras altamente capacitadas, los clientes pueden contar con centros nutricionales de asesoramiento gratuito", destacó Gonzalo Fernández, gerente de Marketing de Grandiet.

PRODUCTOS FRESCOS.
Con planta propia, instalada en la zona Sur de Buenos Aires, Dominika elabora exclusivamente alimentos libres de gluten y desde allí abastece a todo el país.
Su propuesta al mercado está integrada por:
• Alimentos frescos: pastas con salsa en envase de microondas, listas para consumir. Se trata de ravioles, panzotis, sorrentinos, canelones, lasagnas, tallarines, ñoquis, pizzas y empanadas.
• Productos para la panera del restaurante o el desayuno de un hotel: tostadas, grisines, alfajores de maicena, arrolladitos de dulce de leche, pancitos saborizados, galletitas de agua, panes, pan de pizza, medialunas y medialunas rellenas de jamón y queso.
"Todos los alimentos se entregan en envase de microondas con salsa y queso parmesano listos para consumir. Otra alternativa es comprar las pastas frescas y hervirlas en el local", diferenció Paola Tate, socia gerenta de Dominika. "También brindan asesoramiento sobre celiaquía y contaminación cruzada de manera personalizada en los locales", remarcó su par, María Teresa González.

ELABORACION ARTESANAL.
Por su parte, Tío Yaco se dedica a la elaboración artesanal de alimentos sin gluten. "Para hoteles ofrecemos opciones para las cuatro comidas. Mientras que para restaurantes brindamos opciones diversas para almuerzo y cena. En todos los casos sumamos la capacitación para el personal que manipula los alimentos. Incluye una noción básica sobre celiaquía, la importancia de una dieta libre de gluten, lineamientos sobre la disposición de la Cocina y la manera de manipular las comidas y evitar la contaminación cruzada. Además, asesoramos sobre los productos a incorporar en la carta y recomendamos hacer publicidad de estas opciones", explicó Guillermo Bianciotti, jefe de Producción de Tío Yaco.
La oferta de esta empresa está compuesta por:
• Desayunos y meriendas: galletitas dulces de miel, vainilla, limón, nuez, coco, marmoladas, chocolate, naranja, con chips de chocolate y pepas con membrillo; galletitas saladas (de agua, de queso y sabor a pizza), alfajores de maicena o con baño de chocolate, y panes (de miga, hamburguesa, árabes y de viena).
• Almuerzos y cenas: pastas en porciones individuales, que incluyen sorrentinos, ravioles (de pollo, espinaca y ricota), fideos y ñoquis. Además de tartas (de jamón y queso, y atún), empanadas (de carne y jamón y queso) y pizzas. En todos los casos se comercializan freezados.

AMPLIO PORTFOLIO.
Santa María es una empresa argentina radicada en La Plata, con más de 50 años de experiencia en la elaboración de alimentos. No obstante, fue en 1995 -y con el propósito de satisfacer las necesidades de una gran parte de la población- que decidió elaborar alimentos libres de gluten.
Las líneas que comercializa y los productos que la integran son:
• Galletitas dulces: de vainilla, chocolate, coco, limón, marmoladas, pepitas, rosquitas, scons, mechaditos, anisetos y cubanas.
• Galletitas saladas: palitos con queso y saladitas.
• Panificados: pan de molde, para hamburguesas, para panchos, pan rallado, pizzetas, pan dulce y chipá.
• Premezclas: para pastas, polvo para hornear y cacao soluble.
• Confitería: vainillas, alfajores blancos, alfajores negros, sombritas, masas secas, palmeritas, budines -de naranja, vainilla, limón, chocolate y marmolado-, alfajorcitos de maicena, habanitos de chocolate, conitos de chocolate, madalenas -de vainilla, chocolate y con chips-, brownies, frolas, facturas surtidas, rosca de Pascua, tarta de cerezas, bizcochuelo de vainilla y de chocolate, lemon pie, y tartas de coco, dulce de leche y manzana.

CONTROL DE LA PRODUCCION.
Finalmente, Natural Sur elabora y comercializa premezclas para preparar bizcochuelos de vainilla, budines de vainilla, ñoquis, pan inglés, pastas y pizzas, además de un rebozador libre de gluten.
Con la asistencia técnica del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) construyó en Mar del Plata una planta de procesamiento, mezclado y envasado de productos en base a harinas de distintos cereales y oleaginosas. Uno de sus principales objetivos es que sus elaboraciones se asemejen, tanto en el sabor como en la cocción, a los productos a base de harinas.

 

FUENTE: alimentos-sin-tacc-soluciones-para-todos-los-gustos-y-necesidades

Dejá tu comentario